Cine de suspense. Alfred Hitchock

Imagen relacionada

Entrada elaborada por la alumna Marina Sánchez Font de 2º Bachillerato de Artes Escénicas.

Sir Alfred Joseph Hitchcock (Londres, 13 de agosto de 1899- Los Ángeles, 29 de abril de 1980) fue  director de cine y productor británico. Pionero en muchas de las técnicas que caracterizan a los géneros cinematográficos del suspense y el thriller psicológico de actualidad; y uno de los más influyentes directores de la historia del cine.

Nació  en el East End londinense, al final de la era victoriana, hijo menor de un comerciante y una devota ama de casa de ascendencia irlandesa. Educado por jesuitas, siempre fue un ávido lector, admirador de Oscar Wilde y G.K. Chesterton. Estudió ingeniería y se convirtió en dibujante industrial.

Man Who Knew Too Much
El hombre que sabía demasiado, 1934. Hitchcock

En 1920 obtuvo su primer trabajo en el cine, como diseñador e ilustrador de los paneles donde aparecían los títulos de las películas y los créditos, así como de los escenarios. En 1923, un director cayó súbitamente enfermo. Hitchcock lo sustituyó y terminó la cinta, y a partir de allí inició su labor como realizador.

Filmó cerca de 25 largometrajes en Inglaterra, entre ellos los muy estimables El hombre que sabía demasiado (primera versión, de 1934) y Los 39 escalones (1935).

Rebecca2
Rebeca, 1940. Hitchcock

En  1940, David O.   Selznick, productor estadounidense, lo llevó a Hollywood para dirigir Rebeca, con Laurence Olivier y Joan Fontaine. El gran éxito del filme, ganador del único Oscar a mejor película en la carrera de Hitchcock, cimentó  la reputación del director, aunque la verdadera fama llegaría tres años más tarde con La sombra de una duda.

the bird
Los Pájaros, 1963. Hitchcock

Sus obras cumbres fueron: Psicosis, La Soga, Frenzy, Rebeca, Los pájaros, Crimen perfecto, Extraños en un tren, Recuerda, La Ventana indiscreta, Encadenados, Con la muerte en los talones. Vértigo. Enlace a fotogramas y trailers de las películas en el blog cultura colectiva. com (pincha)

RearWindow1
La Ventana Indiscreta, 1954, Hitchcock

LAS CLAVES DEL CINE DE HITCHOOCK

¿Por qué atrapa el interés del espectador y lo mantiene en tensión?

    • El cine es un espectáculo y el público es el destinatario
    • Los argumentos, siempre simples
    • El sonido puede ser tan importante como la imagen: Hitchcock fue uno de los primeros en utilizar sonidos y música como recurso para introducir un elemento emocional o incluso informativo en una escena, o para introducir a personajes a los que no vemos en pantalla. Un ejemplo célebre sucede en Los pájaros, cuando los protagonistas están encerrados en una casa y sabemos que están rodeados por las aves, pero lo sabemos únicamente porque las escuchamos haciendo ruido en el exterior.

Otro ejemplo sería la escena de la ducha de Psicosis. Donde no solo influye la chirriante música, sino también el sonido de las puñaladas en el cuerpo de la chica. Hemos de mencionar que al principio esta secuencia no iba a tener música. Hitchcock no quería y se enzarzó en una discusión con el compositor Bernard Herrmann, que finalmente este último acabó ganando.

  • El peligro sucede en lugares insospechados.
  • El villano puede parecer perfectamente bueno.
  • No existen los héroes por naturaleza.
  • Una película es como un videojuego: Y eso que cuando Hitchcock murió los videojuegos modernos ni siquiera existían. Pero su uso de la cámara es muy similar al que podemos ver en diversos videojuegos, donde el jugador ve la acción en primera persona y a través de los ojos de su personaje. Fue uno de los principales desarrolladores de las técnicas de cámara subjetiva.
  • Los encuadres tienen un significado emocional: Pensaba en afectar al público pulsando sus emociones primarias —miedo, curiosidad, etc.— y no recurriendo a la emoción estética. Y para pulsar esas emociones básicas creía ciegamente en que se necesitaba utilizar un tipo de plano para cada situación emocional concreta. Así, los momentos de clímax emocional están caracterizados por encuadres inusuales (verticales, oblicuos, deformados, etc.) planeados para causar la desazón visual del espectador, o bien por planos muy cercanos para involucrar al espectador en la acción. (La muerte de una mujer en Topaz, cuando su vestido se derrama en poética metáfora de la sangre).

En cambio, los momentos tranquilos se caracterizan por planos mucho más horizontales y «bien» encuadrados, donde la cámara toma más distancia de la acción y donde la imagen es mucho más convencional, permitiendo que el espectador se relaje en su butaca al no percibir nada anormal.

  • El color también es un lenguaje: Hitchcock usaba los colores para establecer el tono emocional de una secuencia, pero también para centrar la atención sobre determinados objetos o personajes. El ejemplo más famoso sucede en Vértigo: durante la primera parte de la película están completamente ausentes de la pantalla dos colores básicos como el rojo y el verde. Aunque el espectador no lo sabe, su percepción subconsciente sí nota una falta de equilibrio cromático y eso crea una cierta desazón visual en el público, en consonancia con la desazón que siente el protagonista a causa de su soledad. El espectador, aunque inconscientemente y sin darse cuenta, busca los colores que están ausentes y no los encuentra. Sin embargo, cuando aparece por primera vez Kim Novak —objeto de la obsesión de James Stewart— lo hace vestida de verde y sentada junto a una pared de intenso color rojo. Esa repentina visión satisface tanto al protagonista, que encuentra el objeto de su obsesión, como al propio público, que se siente aliviado al ver por fin esos colores en pantalla.

  • Dios no juega a los dados: Hitchcock utiliza la casualidad o la mala suerte para poner al espectador al borde de su butaca, ya que vemos al protagonista en peligro pero sumido en una inoportuna situación cotidiana —que nada tiene que ver con la amenaza principal— de la que resulta difícil salir y que le está impidiendo conseguir aquello que necesita. En las películas de Hitchcock hay casi siempre una especie de dios malicioso que se encarga de gastarles bromas a los personajes, y cuanto más delicada la situación del personaje, más bromas de este tipo le gasta.
  • La importancia del contraste emocional: Para acentuar los momentos de clímax, afirmaba, se necesitaban secuencias que ejercieran como contraste humorístico. Algunas de sus películas comenzaban con un registro ligero y esa ligereza podía aparecer después en cualquier momento del metraje, de la manera más inesperada, y en ocasiones incluso introduciendo detalles irónicos en mitad de los momentos de acción más intensa.
  • El montaje es el principal arma del director
  • El director es el gran protagonista: Los cameos

  • El espectador debe tener más respuestas que preguntas:

La gente que miraba la pantalla debía tener mucha información, debía conocer aquello que podía sucederles a los protagonistas del film y debía saber dónde, cuándo y cómo acechaba el peligro. De lo contrario, lo que se obtiene es el efecto «susto», que dura apenas unos segundos, y no el efecto suspense, que puede prolongarse casi tanto como el director quiera. Mantenía únicamente un misterio o unas pocas preguntas sin responder, los mínimos para que la historia funcionase, pero el resto de respuestas se las entregaba al espectador de antemano.

Imagen relacionadaImagen relacionada

 

 

 

 

 

 

  • Los objetos no son muy distintos de los actores: Hitchcock no primaba a los actores por encima de los objetos. Objetos inanimados e intérpretes humanos, ambos eran material de idéntico valor narrativo para la cámara. Fue de los pioneros al respecto.

Resultado de imagen de las mujeres en peliculas de hitchcock

  • La mujer ha de responder a un patrón determinado: Hitchcock era frecuentemente acusado de misoginia dado que en sus películas los principales papeles femeninos muy a menudo se prestan a una interpretación bastante retorcida: Una mezcla de profunda fascinación con una vena sádica que al parecer también mostraba en la vida real, al menos en lo referente a su negro sentido del humor. En el cine de Hitchcock, las mujeres solían ser extremadamente pasivas y vulnerables. Cabe señalar la obsesión del director con las mujeres rubias y con un físico refinado y elegante. Según Hitchcock, mujeres como las de sus películas —refinadas, altivas— escondían su sexualidad bajo un velo de sofisticación, y él quería que el espectador descubriese esa sexualidad durante la película. Citando textualmente: «Quería mujeres con aspecto de maniquí, auténticas damas, que se convierten en verdaderas putas cuando ya están en la alcoba».

http://micine-halbert.blogspot.com.es/2012/07/foto-acertijo-rubias-hitchcockianas-x-9.html

PSICOSIS

Resultado de imagen de psicosis ducha
Escena ducha. Psicosis. A. Hitchock

 

La primera película considerada dentro del género de Thriller fue el controvertido film “Psicosis” rodada en blanco y negro para aumentar el ambiente sombrío de la historia. Es una película pura, una obra maestra, en la que el espectador no sólo queda impactado por la historia y sus consecuencias, sino también,  por la música, fotografía e interpretaciones. El ambiente utilizado en este film conlleva a que el espectador tenga momentos de tensión en los que no sabe qué sucederá, pero la banda sonora ayudan a que sepa en qué momentos la trama comenzara a tomar un giro imprescindible.

Enlace a fotogramas y trailers de las películas en el blog cultura colectiva. com (pincha)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s