Van Gogh y las Noches Estrelladas

starryrhone_vangogh_big

Noche estrellada sobre el Ródano. Museo de Orsay

Hoy, Miquel del Pozo, ha vuelto a la Ser y a la Ventana de Carles Francino. El programa lo han dedicado a Van Gogh.

http://play.cadenaser.com/widget/audio/001RD010000004035536/

the20starry20night
Noche Estrellada. MOMA. NY.
terraza-de-cafc3a9
Café de Arlés.

Vídeo con obras de Van Gogh y la canción Starry Strarry Nigth de Don McLean. (Letra traducida parte inferior)

Letra

Estrellada, estrellada noche,
pinta tu paleta azul y gris
escrutando un día de verano
con ojos que conocen la oscuridad que hay en mi alma.

Sombras en las colinas,
esboza los árboles y los narcisos,
plasma la brisa y el helado viento
con los colores del nevado suelo de lino.

Ahora entiendo lo que trataste de decirme,

y cómo sufriste por tu cordura,
y cómo trataste de liberarlos.
No te oyeron, no supieron cómo.
Tal vez te oirían ahora.

Estrellada, estrellada noche,
llameantes flores que brillan y se iluminan
nubes espiradas con un haz violeta
se reflejan en los claros ojos azulados de Vincent.

Colores cambiando de matiz,
campos matutinos de granos dorados,
rostros ensombrecidos por el sol, arrugados de dolor,
son suavizados por la amorosa mano del artista.

Ahora entiendo lo que trataste de decirme,

y cómo sufriste por tu cordura,
y cómo trataste de liberarlos.
No te oyeron, no supieron cómo.

Tal vez te oirían ahora.

Aunque no podían amarte,
tú los amabas sinceramente.
Y cuando no quedó esperanza
en esa estrellada, estrellada noche,
te quitaste la vida, tal como los amantes suelen hacerlo;
Pero pude haberte dicho, Vincent,
que este mundo nunca fue hecho para alguien tan hermoso como tú.

Estrellada, estrellada noche,
cuadros colgados en pasillos vacíos,
cabezas sin cuerpo en muros sin nombres,
con ojos que miran el mundo y no pueden olvidar.

Como el extraño que te has encontrado,
el harapiento hombre en harapientas ropas,
la espina de plata de la sangrienta rosa
yace aplastada y rota en la pulcra nieve.

Ahora entiendo lo que trataste de decirme,

y cómo sufriste por tu cordura,
y cómo trataste de liberarlos.
No te oyeron, todavía siguen sin oír.

Tal vez nuca lo harán.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s