El Guernica. Día de la Paz

Material para trabajar en clase el Día de la Paz, IES San Jerónimo. Dirigido al alumnado de 2º ciclo de Secundaria, Bachilleratos y Ciclos Formativos.

Un poco de Historia

El Guernica es el cuadro más famoso de Picasso. Se ha convertido en un símbolo, en un grito contra la barbarie y el horror de las guerras. Ha tenido y tiene diversas interpretaciones.

El pabellón de España de la Exposición Universal de París de 1937 se convierte en un grito de auxilio del gobierno de España de la II  ante el avance de los militares golpistas, la barbarie de la Guerra Civil y la pasividad de las democracias europeas. Para ello se movilizaron los nombres más reconocibles de la cultura española de la época, entre los que se encontraban Pablo Picasso, Miró (el mural El Segador, obra desaparecida) o Julio González (La Montserrat). El gobierno encarga al pintor, afincado en Francia, un cuadro de grandes dimensiones para que presida el pabellón español de la Exposición Universal de París de 1937.

El Guernica tiene un fuerte valor histórico y de denuncia; se pinta en plena Guerra Civil.  Pocos días antes de iniciar el cuadro, la aviación alemana que apoyaba a Franco bombardeó el pueblo de Guernica (Vizcaya). Este grave hecho afectó enormemente a Picasso y le indujo a titular así el cuadro.

Debido al estallido de la Segunda Guerra Mundial, el artista decidió que la pintura quedara bajo la custodia del Museum of Modern Art de Nueva York hasta que finalizara el conflicto bélico. En 1958 Picasso renovó el préstamo del cuadro al MOMA por tiempo indefinido, hasta que se restablecieran las libertades democráticas en España, regresando la obra finalmente a nuestro país en el año 1981. Desde 1992 el lienzo está colgado en una de las salas del Museo Reina Sofía de Madrid. Cumpliendo con el deseo del artista, la obra  vino a España una vez instaurada la democracia.

Datos técnicos y artísticos

Picasso antes de iniciar el cuadro hizo numerosos bocetos preparatorios sin alusiones al bombardeo. Son un alegato contra la barbarie de las guerras.

El lienzo tiene unas dimensiones considerables (3,50 x 7,80). Lo pinta con la técnica del  óleo en blanco, negro y variaciones de grises, como símbolo de luto, para acentuar el dramatismo.

Es de estilo cubista (estilo que descompone las imágenes reales y las representa en un mismo plano de forma geométrica), expresionista y simbólico. La composición se organiza en triángulos, destacando el central. Y en dos grupos de figuras representadas: seres humanos (soldado herido, varias mujeres y niño muerto) y animales (toro, caballo y paloma). La línea está claramente definida.

Análisis simbólico

Propongo un recorrido  por el cuadro como si fuera un tríptico, de izquierda a derecha, con una mirada lenta, pausada:

Busquemos en primer lugar los nueve símbolos, cuatro mujeres, un soldado y tres animales: toro y caballo (los tótem de España) y la paloma .

Observaremos que todos los rostros tienen una expresión parecida con bocas abiertas, desesperadas. Transmiten angustia. Incluso la lengua del caballo aparece afilada como una lanza.

A la izquierda del lienzo

Aparece el toro tenso y estupefacto, para muchos representa a España, la violencia del fascismo, la brutalidad irracional.

Bajo él, se encuentra la mujer desesperada con su hijo muerto en brazos que recuerda a la Pietá de Miguel Ángel y a todas las piedades cristianas.

Al fondo entre el toro y el caballo, casi difuminada por el tono oscuro, la paloma de ala caída que ya no puede volar y que simboliza la paz rota.

 

 

 

Ahora, miremos el triángulo central:

La  bombilla/ojo cenital, alumbra todo, tiene un gran protagonismo y su significado no está claro.

El caballo que relincha y se retuerce mal herido atravesado por una lanza, ocupa la parte central. Representa a los inocentes que mueren en las guerras.

A sus pies,  el hombre descuartizado, agonizante, empuña un puñal y una flor. Recuerda a los soldados que mueren en el frente. La flor simboliza la esperanza.

Dirijamos los ojos a la  derecha, al lugar donde el mundo femenino es el gran protagonista. Posiblemente represente el sufrimiento de la población civil en las guerras.

Observemos a la mujer que huye despavorida mientras sujeta la pierna maltrecha, hay fotografías de ciudades bombardeadas muy similares a este efecto.  Simboliza el terror que produce en la población el bombardeo nazi.

Sobre ella, una mujer alarga el brazo. El quinqué que porta, ilumina la desgarradora escena que aparece ante sus ojos. Para muchos historiadores es una alegoría de la República.

Por último, fijemos nuestros ojos en esa mujer que levanta los brazos al cielo pidiendo clemencia mientras arden las casas. Posiblemente es la única referencia al bombardeo, la mujer tiene un gesto de súplica y la postura recuerda a los Fusilamiento de Mayo de Goya.

Seguro que al finalizar el recorrido tenemos la sensación de que del lienzo surgen gritos, ruidos ensordecedores, bombas, llantos, dolor mucho dolor. Entonces comprenderemos que el cuadro es un rechazo contundente a la violencia. Es un no a la guerra y un no al sufrimiento gratuito. El Guernica hoy tiene un valor universal por lo que expresa y denuncia.

Reproducción en 3D del Guernica

 

Vídeo con una explicación más detallada.

Anuncios

2 comentarios en “El Guernica. Día de la Paz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s