Mondrian-Dali. Análisis de Mª Ruiz

 

Imagen
New York City (1942). P. Mondrian
Resultado de imagen de persistencia de la memoria
Persistencia de la memoria. 1931. Dalí

 

 

 

 

 

 

 

Análisis realizado por María Ruiz, alumna de 2º Bachillerato de Artes del IES San Jerónimo. Sevilla

Son dos obras pictóricas realizadas con la técnica del óleo sobre tela la primera y sobre lienzo la de Dalí, pintadas en las primeras décadas del siglo XX. Pertenecen a las Vanguardias.

La primera, New York City, es una pintura  donde desaparece la figuración, característica típica del estilo Abstracto, pertenece al Neoplasticismo, es de Piet Mondrian, la realiza cuando se exilia en Estados Unidos.

La segunda, La Persistencia de la memoria, es una pintura figurativa donde aparecen relojes derretidos en un paisaje exterior, una playa. Pertenece al Surrealismo, concretamente al método onírico-paranoico, es de Salvador Dalí, uno de los pintores más representativos de este estilo. También se conoce como Relojes suaves. Es una de sus obras más emblemáticas y conocidas.

La principal diferencia es que una es abstracta y otra figurativa. Mondrian reduce todas las formas a sus elementos básicos: línea, color y forma, la obra es geometría pura. Mientras, Dalí se basa en símbolos y en el método crítico-paranóico que consiste en superponer objetos y figuras surrealistas, del mundo de los sueños sobre un espacio natural, posiblemente inspirado en la Costa Brava. Los relojes derretidos simbolizan el paso del tiempo.

Los dos dan mucha importancia a la línea y el color. Mondrian, para llegar a la pureza, crea una obra basada en las relaciones matemáticas entre línea y color, líneas que se cortan formando ángulos rectos. Dalí tiene un gran dominio del dibujo con líneas precisas y firmes. Es un gran dibujante. Mondrian no admite las líneas curvas y diagonales, Dalí sí.

Mondrian utiliza los colores primarios (rojo, azul y amarillo), que consideraba los colores elementales del universo, y los no-colores (blanco, que es una mezcla de todos los colores), en esta obra han desaparecido las líneas de color negro, por lo que podemos deducir que se pintó después de la 2ª Guerra Mundial cuando marcha a New York y traza las líneas con colores primarios para transmitir la alegría y el vitalismo que había en la ciudad, que en este periodo se convierte en el epicentro del mundo del arte. Todo el espacio que cortan las líneas es blanco y plano. Su obra queda reducida a colores, líneas, geometría, a cálculo matemático.

Dalí emplea una paleta suave, sin estridencias,  de colores complementarios y sugerentes creando un ambiente inquietante donde se mezcla realidad y  el mundo de los sueños.

La composición de Mondrian se basa en líneas verticales y horizontales que ordena los colores de forma yuxtapuesta, y consigue profundidad mediante la teoría de los colores. Por otro lado, La persistencia del tiempo, muestra una composición limpia y ordenada, logra una gran profundidad con perspectivas enormes que se acentúa a la derecha del lienzo con la línea rocosa de la playa y el escorzo de la especie de mesa de la izquierda.

A pesar de pertenecer a las primeras décadas del siglo XX y ser Vanguardistas, cada uno es de un estilo  y responden de manera muy diferente al difícil contexto histórico que les tocó vivir, el periodo de Entreguerras y las atrocidades de la Segunda Guerra Mundial. Mondrian y Dalí marchan a Nueva York, allí alcanzan la fama, el primero exiliado, huyendo de los totalitarismos. Dalí nunca rechazó los fascismos (motivo por el que es expulsado del movimiento Surrealista) y volverá a España durante el Franquismo que le recibe con honores. Los dos van a Nueva York porque es en ese momento el centro donde se refugian los artistas y la ciudad moderna por excelencia.

Mondrian influido por el Cubismo de Picasso y Braque, funda el grupo holandés Stilj, el Neoplasticismo, corriente que pertenece al Arte Geométrico Abstracto. Reduce la pintura a color, forma y línea y no permite la diagonal. En su etapa Abstracta hay dos épocas, en la primera los colores primarios están separados por líneas negras como se observa en  obras como Tableau I, IV y Composición con rojo, amarillo y azul. Al estallar la 2ª Guerra Mundial, marcha a Estados Unidos, de sus obras desaparece el negro y las líneas se trazan con colores primarios, como en esta obra o en  Broadway Boogie- Woogie, transmitiendo mayor dinamismo y jovialidad.

A Dalí le influyen el arte clásico, el barroco y sobre todo  las teorías  del psicoanálisis de Freud. Se obsesiona con liberal el mundo de los sueños, momento en el que el subconsciente alcanza la libertad al relajarse la razón. Lo representa en sus cuadros a través del método Onírico Paranoico. Este lienzo está lleno de símbolos, tiene un gran dominio del dibujo y representa figuras imposibles y grandes perspectivas con enorme profundidad. En esta obra aparecen los relojes derretidos (objeto que se repetirá en otros cuadros) como símbolo del paso del tiempo y la relatividad de todo. El centro de la pintura podría ser una representación del propio Dalí. El artista era aficionado a los autorretratos. Justo debajo del reloj que yace en el suelo, una ceja, las pestañas, el bigote ralo y una nariz puntiaguda, nos muestran a Dalí. La obra transmite inquietud, soledad, la figura humana está ausente. Simula un paisaje poco acogedor, frío. Todo lo contrario ocurre con la obra de Mondrian donde los colores primarios transmiten optimismo y alegría.

Dalí es considerado junto a Picasso y Miró, uno de los pintores españoles más universales del Arte Contemporánea. Obras suyas son la joven de la ventana, el gran masturbador y Gala desnuda.

Pinta una gran cantidad de obras, tuvo éxito en vida, triunfó en Estados Unidos, lugar donde se crea la imagen de excéntrico.  Gran parte de su vida la paso junto a Gala, su musa, en Figueras y Cadaqués (Costa Brava) playas que aparece en sus obras. No sólo pintó también participó en el rodaje de un Perro Andaluz de Buñuel y colaboró con Hitchcock en Recuerda.

Los dos artistas vanguardistas, pertenecen a una época de experimentación, de búsqueda de nuevos caminos artísticos, nuevos lenguajes, en la que se da prioridad  al arte por el arte. Por eso estas obras pertenecen a dos estilos  que coinciden en el tiempo: Mondrian y el Neoplasticismo,  Dalí al Surrealismo. Las obras, los artistas y los estilos han influido y siguen influyendo en muchas áreas artísticas actuales.

 

 

Anuncios

Un comentario en “Mondrian-Dali. Análisis de Mª Ruiz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s